Información General


Información General

Territorios

Historia


Monterrey está ubicado en el Suroccidente del departamento de Casanare en el Piedemonte de la cordillera oriental, distante a 105 Km de la capital Yopal por la vía marginal del Llano. Limitado por el Norte: Municipio de Páez (Boyacá) y Tauramena (Casanare); por el Sur: Tauramena y Villanueva; por el Oriente: Tauramena y por el occidente: Sabanalarga.

Geográficamente está entre los 4º 55’ de latitud norte y 72º y 52’ de longitud al oeste de Greenwich, posee un relieve variado que va desde los 200 m.s.n.m. en la zona de llanura y el piedemonte, hasta los 2600 m.s.n.m. en la zona de cordillera, lo que le permite tener diversidad de pisos térmicos aptos para diferentes actividades agropecuarias, especialmente para la ganadería.

El Municipio de Monterrey tiene 87.957,7 has, de las cuales 421.8 corresponden al casco urbano conformado por 19 barrios y 87.535,9 ha. en el área rural integrada por 20 veredas.

El promedio de precipitación media mensual multianual es de 2598.77 mm al año; El promedio máximo anual de precipitación para el área es de 3.736,45 y el mínimo es de 1.333,4 mm .

La Temperatura presenta un comportamiento contrario a la precipitación, esto se observa entre los meses de diciembre, enero, febrero y marzo donde la temperatura media es del orden de 27 °C y las precipitaciones son mínimas, la temperatura más baja se presenta en los meses de junio y julio con promedios de 22 °C. La Temperatura del aire en el área es de carácter isotérmico debido a su intertropicalidad, siendo homogénea durante todo el año, no presenta variaciones mayores de 4 °C.


Hidrografía


Los ríos y quebradas del municipio de Monterrey en su mayoría tienen su origen en el sistema montañoso y descienden en dirección NW-SE arrastrando abundante carga sólida, fenómeno que se ve a menudo incrementado por efectos erosivos, debido a la deforestación acelerada e incontrolada que allí se practica en especial en el río Túa.

En el sistema hidrológico de Monterrey es de resaltar como zonas vitales por su aporte la Cuchilla El Palmichal, loma Silbadero, loma Los Guaneyes, loma Buenavista y las zonas de amortiguamiento en sabana.

La loma Buenavista es una fuente importante de generación del recurso agua, atraviesa el Municipio de forma transversal lo que significa que es surtidor de agua de por lo menos el 70 % del área municipal. Sin embargo sistemáticamente ha sido ignorada para el establecimiento de políticas, establecimientos de programas de protección y recuperación gracias a la continua deforestación a la que ha estado sometida. Los ríos de importancia con cauce de tipo permanente que recorren el municipio de Monterrey desembocan sus aguas al río Meta, aportante final del río Orinoco; estos se encuentran localizados en tres subcuencas como son:
Subcuenca del río Túa: Principal subcuenca de importancia en el municipio de Monterrey, perteneciente a la vertiente oriental de la cordillera oriental, desciende en dirección NW-SE desde su nacimiento en la cuchilla el Palmichal, límites con el Departamento de Boyacá a una altura de 2350 m.s.n.m.; donde predominan materiales pertenecientes al Cuaternario, conformados principalmente por aluviones antiguos que se desprendieron en forma de glaciar de acumulación, debajo de estos depósitos aluviales tectonizados se encuentran rocas terciarias conformadas por intercalaciones de areniscas y arcillolitas, las cuales están al oriente del filo de Buenavista y en el ascenso de la vía a El Porvenir. El río Túa desemboca en el río Upía a una altura de 150 m.s.n.m.

Subcuenca del Río Tacuya: Este Río nace en la loma Buenavista a una altura aproximada de 600 m.s.n.m., desemboca en el Río Meta y su dinámica fluvial ha variado ya que hace aproximadamente 10 años sus aguas caían al Río Túa, posteriormente se desvió por la quebrada La Macarena nombre dado de una finca cercana en cercanía del sitio conocido como Laguna Amarilla y en la actualidad desemboca en el Río Meta.

Subcuenca del Río Upía: Corresponde a esta cuenca una porción de territorio de Monterrey ubicado en la parte alta de la cordillera Oriental, quebrada la piñalera ,La cuenca del Rio Upia nace en la vertiente oriental de la Cordillera Oriental en la Laguna de Tota a una altura de 3100 m.s.n.m. La cuenca hidrográfica tiene un área total de unos 8500 Km2, de los cuales 1860 Km2 pertenecen a la subcuenca del río Upía 1860 Km2, a la del río Lengupá y 4780 Km2 a la subcuenca del río Guavio. En la parte alta, hasta la cota 1800 m.s.n.m., posee pendientes variables entre el 13% y el 5%, las cuales disminuyen hasta llegar a 0.3% en la parte baja. El río Upía y sus afluentes corren por cañones profundos hasta la confluencia del río Guavio. Aguas debajo de este lugar todavía conserva su cauce definido por escasos kilómetros, hasta atravesar el filo de Guaicaramo y la Cuchilla de Pacho Nieto en el estrecho de Guaicaramo y salir a los Llanos Orientales, en donde la pendiente se torna moderada, formando un cauce típico de río trenzado.


Geomorfología


El municipio de Monterrey presenta un relieve variado, el cual ofrece una diversidad de paisajes (montaña, piedemonte, altiplanicie, lomerío y valle). Paisaje de Montaña: Se ubica en la franja occidental del municipio. La topografía es abrupta debido a la actividad tectónica, con pendientes superiores a 45%. Con alturas entre 800 y 2000 m, en la cuchilla El Palmichal y loma Guaneyes. En algunos sectores como en Guaneyes, Casical, Tierra grata se presenta inestabilidad ocasionado por la actividad tectónica de la región.

Paisaje de piedemonte: Se encuentra a lo largo del borde del paisaje de montaña y lomerío, bordeando las lomas cuando estas entran en contacto con la llanura, presentan alturas entre 375 y 850 m.s.n.m. Se caracterizan por el alto modelado de los ríos, que da la apariencia "rasguñada" a este paisaje (drenaje subdendrítico y subparalelo) y una erosión fuerte por escurrimiento superficial y reptación. Esta unidad se presenta en forma de franjas estrechas con cambios bruscos de pendientes, como unidad de transición entre las zonas de altas pendientes representadas por el paisaje de montañas, y las zonas de bajas pendientes, representadas por los paisajes de lomerío.

Paisaje de altiplanicie: con alturas entre 300 y 600 m.s.n.m.; Presenta escurrimiento difuso y erosión superficial laminar. Se identifica principalmente la mesa de San Pedro, que presenta un patrón de drenaje dendrítico y radial. Se caracteriza por una actividad neotectónica basculada en forma diferencial hacia la parte oriental.

En el sector sur-este presenta esta zona, con altitudes que varían entre 500 y 300 m.s.n.m. Su topografía se caracteriza por ser plana ondulada con pendientes hasta del 12%. Su litología presenta una superficie de gravas y cantos que cubren la formación caja. El drenaje es denso, dendrítico, o subparalelo. Se observa erosión regresiva muy activa, difusa y laminar que modifica significativamente su morfología. Esta unidad presenta como importante característica, la presencia de bordes de tipo erosional con topografía escarpada o quebrada; pendientes fuertes que oscilan entre un 50% y 75%.

Paisaje de lomerío: Se ubica en la zona oriental del municipio. Posee un relieve heterogéneo caracterizado por colinas bajas poco quebradas a quebradas, con pendientes y abanicos disectados, Con densidad de drenaje de moderado a denso, canales que presentan una sinuosidad media por la divagación de los cauces, de longitud moderada, perfil con pendientes medias, valles en "U", más amplios que los valles de la zona montañosa, energía de transporte media a alta, lo cual hace que sean también de tipo erosional, menos activos que los drenajes del paisaje montañoso. Paisaje de valle: Este paisaje se presenta a lo largo de los márgenes hídricos (ríos Túa, Tacuya, Guafal y algunas quebradas). Consta principalmente de depósitos aluviales y terrazas bajas susceptibles a inundación en las partes bajas.

En este paisaje, los drenajes se caracterizan por ser de ordenes más altos, ya que los valles son formados por colectores principalmente de todo el sector. En general los valles son más amplios, con presencias de terrazas asociadas, algunas más desarrolladas que otras. Los causes presentan una sinuosidad media.

Como característica importante se tiene que esta unidad es de tipo deposicional y no erosionan como las dos unidades anteriores expuestas. Esto se ve representado en la presencia de barras de canal, barras de orilla y como se anotó anteriormente de terrazas. Paisaje de llanura: En el área de estudio se encuentra ubicada esta llanura en dos áreas pequeñas: el área Suroriental y Nororiental. Presenta depósitos de sedimentación de material fino, proveniente de los ríos originados en el área montañosa. Presenta zonas de encharcamiento en épocas de invierno, por la presencia de suelos transportados - residuales arcillosos.


Áreas de Preservación


La presencia de la actividad petrolera el Municipio de Monterrey y Municipios vecinos obliga a que desde el estado se tomen medidas conducentes a garantizar la conservación del medio ambiente y a verificar que las actividades de este sector industrial no conlleven a daños futuros al suelo, a la flora, fauna, fuentes hídricas entre otros. Es una obligación permanente y en coordinación con la autoridad ambiental y la Gobernación lograr el desarrollo de programas de estudio e investigación sobre el desarrollo de actividades petroleras y su impacto al medio ambiente.

La Estructura Ecológica Principal debe propender por la preservación y restauración ecológica de los elementos constitutivos del sistema hídrico, como principal conector ecológico del territorio urbano y rural. Tales elementos comprenden:
• Las cuencas y micro cuencas, el río Túa y sus afluentes
• Rondas de nacimientos Rondas de ríos y quebradas.
• Zona de manejo y preservación ambiental del río Tua.
• Áreas Aluviales de Manejo Especial

La mayor problemática detectada se refiere a la intervención de ecosistemas estratégicos, deforestación, tala y quema de terrenos de alta pendiente, actividades de exploración sísmica, en las veredas la Piñalera, Tigrana, Porvenir, Tierragrata, Guayabal y Casical y a las zonas de cauce de las fuentes hídricas superficiales de los caños la Pachera o Calabacera, Espiriteña, Tigrana, el Muerto, el Tigre, La Hondana, las Novas, Quemones, Iguaro, Marenao, la Piñalera, Guafal, Tacuya, los Hoyos, Leche Miel, Túa, etc. Apropiación de aguas; con canales, bocatomas y presas, potrerización, uso inadecuado del suelo, ganadería extensiva, aumento de la sedimentación y cambios en la dinámica fluvial en las áreas de sabana de las veredas Caño rico, La Palmira, Brisas del Llano, Palonegro, e Iguaro.

El uso desmedido del recurso agua se basa en la suposición de que es inagotable, no existe mayor preocupación de la comunidad al contaminar, verter residuos líquidos y sólidos. La zona urbana ubicada en el área del Piedemonte influye negativamente sobre el curso del río Túa, deteriorándolo y perjudicando a la población y a las actividades productivas ubicadas aguas abajo.

Estas manifestaciones se pueden resumir en algunas variables como el fenómeno de colonización sin control, proceso de apropiación de territorios sin propiedad, agricultura comercial con técnicas inapropiadas, inadecuado manejo de suelos, técnicas baratas y altos consumos de agroquímicos, disputa por el agua entre agricultores, ganaderos y población urbana, rápida urbanización, deforestación de suelos frágiles, déficit cuantitativo y cualitativo de la vivienda, hacinamiento y pésimas condiciones de saneamiento domiciliario, producción dependiente, alto grado de utilización de recursos primarios, bajo desarrollo institucional para el manejo y control de los recursos naturales, poca valoración de los recursos naturales por su aparente abundancia. Hasta ahora la problemática está identificada y las soluciones dependen de políticas y proyectos específicos pero quizá el mayor inconveniente resulta ser cómo invertir en el sector ambiental y la obtención de los recursos necesarios que signifiquen un desarrollo sostenido con una instrumentación, financiación y cumplimiento de normas y pautas para la recuperación de recursos considerados estratégicos.